Hace mucho tiempo que quería tener una muñeca de Madame Alexander pero no fue hasta hace unos años que pude realizar ese deseo al encontrar por Ebay dos muñecas a muy buen precio. Una de las muñecas es “Rebeca 1585” y aunque su ropa ha perdido bastante el color, supongo que tras años de estar colocada en una estantería con mucha luz natural, aunque por lo demás está perfecta y preciosa y así se va a quedar (ya haré una entrada con ella). La otra muñeca era una “Goldilocks 1520” y esta pobre había resistido peor el paso del tiempo. El vestido estaba muy desgastado y en algunas partes la tela ya estaba raída y muy pasada. Como realmente el vestido y el personaje tampoco es que me entusiasmaran, la pobre ha estado varios años en espera de ver que hacer con ella. Varias veces pensé en ponerla en venta, pero no fui capaz, me encanta su cara y sabia que tarde o temprano haría algo para que quedara a mi gusto. Bien pues ese momento llego hace unas semanas y aquí os dejo el proceso y el resultado.

En primer lugar os muestro como era la muñeca y su caja en su origen con tres fotos que he sacado de internet porque obviamente yo no tengo ni la caja ni la muñeca venía nueva.

Tenemos a la muñeca en su caja sobre estas lineas, es igual a la que yo tengo. Al lado podéis ver que también las había con otro color diferente en la falda.  Y bajo estas lineas tenéis la foto con los datos de la caja donde se puede ver también el nombre y el número del modelo.

Ahora os mostraré como estaba mi muñeca una vez que la hube limpiado y lavado su ropa.

Aunque no parece que esté tan mal, entre otras cosas por que la sobre falta está echada hacia atrás para que no se vea la tela raída, no me convencía su aspecto, su pelo es muy duro y fosco y para mi gusto necesitaba un cambio de imagen.

Estas son las partes del vestido que están peor. La sobrefalda y las mangas. También podéis ver la etiqueta del vestido que muestra que es el de Goldilocks de Madame Alexander.

 

 

COMENZANDO LA TRANSFORMACIÓN DE LA MUÑECA.

Lo primero era solucionar el problema de las articulaciones, que estaban flojas y no podía sostener la postura del brazo y la pierna. Este es un arreglo muy sencillo que os puede servir casi para cualquier muñeca de este tipo. Es algo tan simple como poner en la articulación una gomita de esas que venden en los chinos para hacer pulseras y que tan de moda estuvieron. La gomita queda dentro de la articulación y sirve para rellenar la holgura sin que pierda movilidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez que la goma está dentro de la articulación ya no se ve por fuera y el brazo puede moverse y sujetar la posición sin problema ninguno.

Después toca hacerle el peinado y prepararla para poder cortarle el flequillo. Así dejamos que el cabello se seque.

Ahora vamos con la ropa, lo primero es arreglarle sus braguitas o pololos. Es solo ajustarle gomas nuevas porque las viejas ya estaban pasadas.

Ahora vamos con el vestido. El patrón lo hice directamente dibujando el contorno de la muñeca sobre el papel. El vestido tiene la parte de arriba forrada por dentro y se cierra con dos trocitos de velcro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tiene puntilla en cuello, hombros y la parte baja de la falda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los zapatos he utilizado los mismos que tenía pero los he teñido de azul para que hicieran juego con el vestido y para mi gusto han quedado más vistosos. La forma de teñirlos ha sido muy sencilla, como son de tela he usado un rotulador azul para teñir la tela, se deja secar y listo. Me aseguré que una vez secos no mancharan el pie de la muñeca pero como la parte interior del zapato es muy gruesa no hay problema.

 

Y después de todo el trabajo, así es como ha quedado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y para terminar un paseo por el parque para lucir el modelito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo estoy encantada con el cambio y se ha convertido en una de mis muñecas favoritas.

 

 

 

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

 

Siempre me han gustado los recortables para montar, es una buena opción para una tarde lluviosa de invierno. En mi Pinterest acumulo montones de muñecas recortables, juguetes de papel para montar y mil proyectos que en algún momento acometeré, pero la verdad es que nunca me había dado por montar estos pequeños cabezones de papel. Si os soy sincera di con ellos por casualidad y al descubrir a estos muñequillos que para mi son la versión low cost de los Funko Pop, pensé inmediatamente en dos personajes en concreto, Lemmy Kilmister para regalárselo a mi marido y Boba Fett para mi hijo. Y obviamente los encontré. Así es como empezó mi maratón de Cubeecraft que aún no ha terminado. Tengo por ahí pendiente trooppers suficientes como para hacerme un ejercito personal, entre otros personajillos de Star Wars, Tortugas Ninjas y todo un elenco nostálgico de mi infancia.

¿Donde encontrar los Cubeecraft?

Por todo internet, solo tenéis que escribir Cubeecraft y el personaje que buscáis y seguro que aparece. Pero para empezar con buen pie os dejo un par de sitios.

Cubeecraft

Lo bueno de Cubeecraft es que puedes encontrar muchísimos modelos y evidentemente hay infinidad de personajes, o sea que tienes muchísimo donde elegir. Aunque por ejemplo el modelo de la Tardis lo saqué de ahí y no sé si es que soy muy torpe o es que no está muy bien cuadrado la verdad es que ha quedado un poco chafa como podéis ver en las fotos, también puede ser que me pillara cansada, pero claro entre Boba Fett por ejemplo y la Tardis es que no hay color.

Cubefold

Lo bueno de Cubefold es que aunque tiene menos modelos que Cubeecraft el diseño de los personajes es increíble, me encantan y si miráis en la sección de Star Wars no solo encontraréis a los personajes sino incluso las naves, lo que es fantástico para montarte tu propio ejercito de troopers y organizar una batallas bien chulas.

¿Que materiales necesitamos?

Una impresora, papel (yo he usado uno de 160 gramos), tijeras o cutter (con lo que te apañes mejor).

En principio no hace falta pegamento, con las pestañitas lo montas y se sujeta, pero como yo soy un poco “manos de lana” he usado unas gotitas de pegamento aquí y allá para que la cosa quede más consistente.

Ya tenemos el patrón impreso ¿y ahora que?

Pues ahora a recortar y montar nuestro muñequillos. Lo mejor es ir por partes, los brazos, el cubo que hace las piernas el cuerpo y la cabeza y luego lo vamos ensamblando todo.

¿Como es el resultado?

Pues el resultado es bueno, aunque va a depender mucho del patrón que emplees y sobre todo de tu habilidad recortando y montando, pero desde ya digo que no es nada complicado.

Aquí os dejo lo que yo he hecho de momento, con enlace a los patrones.

Lemmy Kilmister (Motörhead) y Heisenberg (Breaking Bad)

Spiderman, Deadpool y Wolverine

Boba Fett y Vault Boy

La Tardis (Doctor Who) y la Mystery Machine (Scooby Doo)

Y esto es todo lo que he hecho por ahora pero no será lo último.

¿Que os parecen estos cubeecraft? ¿Os animáis a hacerlos?

 

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

Flashback: Exposición Hollywood Cars – Madrid 1993

A finales de 1993 llegó esta exposición a Madrid. Pretendía mostrarnos en vivo aquellos coches que nos fascinaban desde las pantallas de los cines y la televisión de la época. Quizás no todos, o ninguno, fueran los coches auténticos, no lo sé, pero en ese momento con la emoción de verlos en vivo, nos daba igual y disfrutamos a lo grande.  Los coches se nos mostraban con una pequeña ambientación para que nos metiéramos más en la experiencia, sí, tampoco pedíamos mucho para impresionarnos, que le vamos a hacer.

He rebuscado entre mis fotos de aquella época y aquí tenéis el resultado de esa búsqueda.

En primer lugar tenemos LOS COCHES, así con mayusculas, porque nos hacía mucha ilusión ver ahí delante de nuestras narices esos coches que tanto nos hacían soñar y tantas horas de imaginación y juego nos dieron.

LOS COCHES

Herbie ¿hay alguien que no conozca a Herbie de “Ahí va ese bólido” (The Love Bug en inglés) Si queda alguien que no haya visto la película, no sé que hace aquí perdiendo el tiempo y no va a verla inmediatamente.

El coche Pacman, realmente no recuerdo que relación podía tener este coche con el cine, con los videojuegos es obvio que sí, aunque en la actualidad cuando pienso en un coche de Pacman recuerdo los coches fantasmas de la película Pixels.

El coche de la Familia Monster, de aquella serie televisiva de los sesenta que los de mi generación descubrimos en los 80 y que recuerdo con mucho cariño y nostalgia aunque aún a día de hoy vuelvo a ver de vez en cuando.

El inconfundible Ecto-1, el coche de Los Cazafantasmas. Creo que no necesita presentación. Siempre quise darme un paseito con él.

La furgoneta de Las Tortugas Ninja.

¡Cowabunga!

El General Lee, el coche de los Duke en la serie El sheriff chiflado (Los Dukes de Hazzard). Madre mía que nostalgia me está entrando de nuevo. Si no habéis visto la serie, ya estáis tardando, buscadla 🙂

El coche de la Pantera Rosa. ¿Recordáis esa intro de los dibujos animado donde llegaba este coche que conducía un niño y se bajaban de él la Pantera Rosa y el inspector Clouseau? Me encantaba esa intro.

La inconfundible furgoneta del Equipo A de la serie del mismo nombre. Como si hiciera falta explicarlo, yo creo que todo el mundo conoce al Equipo A, y más con todas las veces que han repuesto esta serie en televisión.

El Gran Torino de Starky al que Hutch denominaba “el tomate con rayas” en la serie de los 70, Starky y Hutch.

El Batmovil concretamente el de la peli de Tim Burton, recordad que eran los 90.

El “Spinner” de Blade Runner, el de la peli original, la del 82.

El coche de Robocop

El Delorean de Regreso al futuro, con su condensador de fluzo y todo.

Un coche y una moto de policía de Regreso al futuro II, cuando Marty viaja al año 2015 😉

 

LOS PERSONAJES

También había pululando por el recinto actores contratados por la exposición para meterse en la piel de personajes de cine y televisión.

Aquí os dejo las fotos que tengo con algunos de ellos.

 

El inconfundible C3PO                                                               La Pantera Rosa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Donatello (Tortugas Ninja)                                                                        Robocop

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Groucho Marx

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La familia Addams

El Joker y el Pingüino (Los de la versión de Tim Burton)

Número 5 (Cortocircuito)                                                                Catwoman

Stan Laurent y Oliver Hardy (El gordo y el flaco)

Y ALGO MÁS

También había más cosas que ver, por un lado la decoración y por otro algunas actividades que añadían algo más de diversión a la visita.

 

En cuanto a decoración aquí tenemos por ejemplo la casa de Los Picapiedra. No sé podía entrar.

 

Pero también teníamos una decoración que venía a representar una casa como la de la familia Addams y era un pequeño pasaje del terror. De ahí solo recuerdo que había un tipo con una sierra mecánica y me negué a pasar por delante de él, así que al final tuvo que irse para que yo saliera de la mansión. Siempre he sido muy cabezota.

 

La fachada del mini pasaje del terror.                                        La salida del pasaje.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También te podían maquillar en plan fantasía con purpurina y cosas así para los fans de los colorines y los brillos, y para los más atrevidos existía la posibilidad de que le hicieran un maquillaje de efectos especiales, con alguna herida sangrienta. Evidentemente la que aquí os escribe se decidió por la herida sangrienta. 🙂

Y así termina este ejercicio nostálgico recordando una exposición que en su momento disfruté y que ahora revivo de nuevo viendo estas fotos.

 

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

A veces con los peluches o los muñecos de trapo ocurre que con el paso del tiempo o al jugar con ellos, o simplemente de tenerlos puestos en un estante, el relleno tiende a asentarse o mermar en algunas partes y hace que por ejemplo la cabeza caiga hacia abajo porque el cuello no aguanta bien. Puede ocurrir en cualquier otra parte del cuerpo, esto es porque al introducir el relleno se hace en partes diferenciadas por ejemplo cabeza/cuerpo y tienden a hacerse compactas en esas partes separándose entre si. Es un arreglo muy sencillo, que además apenas lleva unos minutos.

Hoy me ha tocado hacerle este arreglillo a mi Elmo, así que os dejo un sencillo paso a paso.

 

Aquí se puede apreciar como Elmo no puede sujetar la cabeza derecha. Si no la sujetamos nosotros con la mano cae hacia delante, por que su cuello ya no puede sostenerla.

 

 

 

 

Esto se debe a que el relleno de la cabeza y el del cuerpo están separados, por lo tanto al faltar relleno entre medias de los dos, el peso de la cabeza es demasiado para sostenerse derecha. Para arreglar este problema vamos a abrir por la costura de la parte de atrás del cuello. Una vez hecho esto en la foto de aquí abajo vemos lo que estoy comentando los dos bloques de relleno diferenciados.

Ahora tan solo tenemos que coger un poco de relleno y añadirlo por la abertura. El relleno que podemos utilizar es guata o  miraguano que podéis comprar en tiendas de tela o de tapicerías. Utilizar algodón o trozos de espuma de relleno no es aconsejable porque no aguanta bien el paso del tiempo. Además el miraguano o la guata son baratos y sirve para rellenar cualquier tipo de muñeca de trapo, peluche e incluso amigurumis con muy buenos resultados.

Por tanto cogemos un poco de este relleno y lo introducimos en la zona del cuello, la cantidad la veremos nosotros mismos según vaya quedando firme. Cuando esté a nuestro gusto y veamos que el cuello ya puede aguantar bien la cabeza es momento de terminar nuestro trabajo volviendo a coser por la costura que abrimos previamente.

Y en menos de 5 minutos hemos conseguido que nuestro muñeco o peluche, en este caso Elmo, pueda volver a mantener la cabeza recta y deje de mirarse el ombrigo 🙂

¿Verdad que ahora Elmo está mucho más guapo y se le ve más feliz? Pues si tenéis algún muñeco de trapo o algún peluche al que le suceda lo mismo os animo a que en un momentín podais arreglarlo de esta forma tan sencilla.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

Esperando ya con las entradas a buen recaudo, el próximo estreno del nuevo episodio de la saga Star Wars, me apetecía mostraros este álbum de la primera película estrenada allá por el año 1977, anda que no ha llovido desde entonces.
Por aquella época Lucas aún no se creía ni el mismo que eso pudiera tirar para adelante y menos que iba a ser una saga eterna, por mucho que diga que lo de que esta primera película fuera el episodio IV estaba escrito desde el principio.
Pero como no se trata de linchar a Lucas, que eso ya da pereza, si no de recordar la saga original, aquí tenéis el álbum de cromos de la película que lo comenzó todo, porque a pesar de que he perdido mucha ilusión y afición por la saga, cuando se trata de esta primera trilogía y en concreto de esta primera película no puedo evitar que me invada de nuevo la emoción.

Album de cromos de 1977 de La guerra de las galaxias editado por Pacosa Dos con un total de 187 cromos. Viva la nostalgia.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr